Breña Alta hace historia y abre los Museos del Puro y de las Cruces

El alcalde de Breña Alta, Blas Bravo, inauguró esta mañana, acompañado de la presidenta del Cabildo, Guadalupe González Taño, y de la representante del Ministerio de Industria y Turismo, Carmen Barroso, entre otras autoridades, los Museos del Puro y de las Cruces, unas instalaciones modernas y de gran calidad que han supuesto una inversión de 1,5 millones de euros y que muestran la historia de estas dos tradiciones que tanta importancia han tenido y siguen teniendo para este pueblo.

Blas Bravo afirmó que hoy era un día “histórico porque vamos a empezar una actividad económica, como la turística, que tanta falta nos hace”. Recordó que fue en el año 2006 cuando se firmó el convenio para la puesta en marcha del Plan de Dinamización del Producto Turístico y que el camino ha estado lleno de dificultades y tropiezos pero “jamás hemos tenido un minuto de desánimo, todo lo contrario”, por lo que, dijo, “nos tenemos que felicitar todos porque hemos conseguido entendernos y hacer un proyecto en común: el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, la Dirección General de Infraestructura Turística, Cabildo, Ayuntamiento y Cepyme. Desde el primer momento a todos nos ilusionó el proyecto y trabajando coordinados los resultados, como en este caso, se ven”.  “Estos museos no son del ayuntamiento, son de todos”, afirmó.

Bravo destacó la importancia de tener unidos en un museo a los pureros y cruceros porque “son parte clave de nuestra historia y porque los trabajos que hacen son artesanía pura, sacrificio, esfuerzo e innovación”. Subrayó que la Fiesta de las Cruces es la más emblemática que tiene el pueblo, donde participan todos los vecinos enramando entre 20 y 22 cruces todos los años. “Las enraman de forma desinteresada y con materiales impensables. Participan todos los barrios y todos los vecinos hacen un esfuerzo para representar a su pueblo de forma digna y es en esos días cuando más visitas recibe el municipio. Por eso, con este museo lo que  pretendemos es que las personas que ese día no puedan estar en la fiesta, puedan ver cómo son las Cruces en Breña Alta”.

Con respecto al tabaco, recordó que fue le cultivo más importante y representativo, que tuvo un empuje económico muy potente y que era de justicia representarlo en un museo. Breña Alta, recordó el alcalde, tuvo empresas con más de veinte tabaqueros desde el año 30, una gran actividad tabaquera y de mucha calidad, fábricas, y una forma de elaborarlos  que son obras de arte. Así que, insistió, era otra actividad con la que el municipio tenía una deuda.

Blas Bravo reconoció no obstante que en la actualidad no quedan muchos agricultores tabaqueros y sólo ocho o diez empresarios, pero “pensamos que es un producto que se puede mantener y aumentar y lo que intentamos es que el municipio se diversifique”. “Creo que con este museo vamos tener una actividad económica importante”, aseguró.

El presidente de Cepyme, Tomás Barreto, también destacó la coordinación entre instituciones y de los empresarios para hacer posible este proyecto que “hoy es una realidad”, añadiendo que “ahora empieza la etapa más importante y es hacer que funcione y que esta actuación sea un atractivo y que el destino Isla de La Palma tenga más cosas que enseñar”.

El director general de Infraestructuras del Gobierno canario, Miguel Cabrera, mostró su satisfacción por la puesta en marcha de este producto turístico porque “las pequeñas acciones son las que mejoran un destino”. Según dijo, “acciones como esta, enraizadas en la tradición y en la economía de esta Isla, como las cruces y el puro, van a justificar aún más la llegada de visitantes”. “Estamos ante un ejemplo de arquitectura doméstica canaria hecha con nivel”, afirmó, al tiempo que resaltó la colaboración entre las distintas administraciones, cosa indispensable en los tiempos que corren. “La colaboración institucional y empresarial ha sido ejemplar y debemos felicitarnos todos. Es un día grande para Breña Alta y para La Palma”, indicó.

Carmen Barroso, como representante de Turespaña, destacó la calidad de las instalaciones que demuestran el esfuerzo inversor que se ha hecho y “para mí es un orgullo estar aquí y verlo”. Dijo que es una de las mejores actuaciones que se han hecho en toda España y que ella ha supervisado, pero advirtió que ahora son los vecinos de Breña Alta los que “tienen que saber mantener este edificio y este museo para que la gente lo visite”. “Para mí este museo se lleva la matrícula cum laude”.

Por último, intervino la presidenta del Cabildo, Guadalupe González Taño, que mostró también su satisfacción por “estar en la culminación de este proyecto del que hemos sido partícipes desde el primer momento, en el que hemos hecho una aportación económica importante del 33% para que hoy estos museos puedan abrir su puertas y puedan estar a disposición de los vecinos y de los visitantes que quieran conocer la esencia de una de las partes más importante de nuestra cultura, de nuestra tradición, no sólo de Breña Alta, sino de toda la Isla, como es la tradición del puro y de las cruces”.

En el caso del tabaco, González Taño destacó la importancia de “recordar nuestro pasado y luchar por nuestro futuro para que el puro no se pierda y se pueda recuperar su pujanza”, y en el caso de las cruces indicó que es una de las fiestas con mayor participación y que también es importante su divulgación. La presidenta destacó el esfuerzo inversor de la Consejería de Infraestructuras del Gobierno canario para permitir la conectividad de este espacio y la creación de aparcamientos y dijo que partir de ahora se abre el proceso de dinamización de este museo para que se convierta en un centro muy visitado y muy disfrutado. Garantizó que el Cabildo y el Patronato de Turismo  van a seguir prestando su apoyo para que “este museo sea un revulsivo económico para Breña Alta”.

El Museo del Puro cuenta con varias salas en las que se explica, a través de panales y de distintos vídeos, la historia del puro en el mundo y en La Palma, así como los procesos de elaboración de este producto que ha sido tan importane en el municipio y en la Isla. Cuenta también con un punto de venta. El Museo de las Cruces, de menor tamaño, dispone de dos salas en las que el visitante podrá adentrarse en los entresijos de una fiesta que los vecinos han hecho grande.

El proyecto de los museos se completará ahora con la construcción de una plaza y jardines, obras que se iniciarán de forma inmediata.